martes, 8 de septiembre de 2009

El Agente: Archivo #005 - Revelaciones


Helen miró a Kevin entornando los ojos. Se sacó las gafas de sol, y las posó en la mesa, con una lentitud deliberada, que a Kevin le pareció eterna. La joven se quedó un instante mirando su vaso, como pensando lo que iba a decir. Finalmente, y con tanta rapidez que Kevin se sobresaltó un poco, alzó la vista, y le dijo, mirándole directamente a los ojos:
-Así que no te han dicho nada.

Kevin tardó unos instantes en reaccionar. Le sorprendió bastante que la mujer realizase una afirmación, no una pregunta. Finalmente, devolviéndole la mirada, respondió con la frialdad propia de su tierra:
-Mira, si vamos a trabajar juntos, es mejor que me cuentes la verdad.
-Muy bien, muy bien. Será mejor que empiece por el principio. ¿Qué sabes de tu abuelo Greg?

El viejo Greg. Su abuelo materno, ya fallecido. Había sido un militar británico, que se retiró para dedicarse a una vida mucho más pacífica, como pescador de bajura, en los ricos caladeros que rodeaban la isla. Con su pensión militar, no ncesitaba el dinero, en realidad, y de hecho, había servido para pagar sus estudios. Su abuelo le había dado algunas lecciones sobre el manejo de armas, "por si se encontraba algún animal furioso". En aquel entonces, le pareció lógico. Sólo había visto un oso una vez, e incluso teniendo en cuenta de que parecía bastante tranquilo, le pareció una fiera a la que temer. Un día, partió en una expedición de pesca, pero jamás regresó.

En ese momento, la voz de Kevin se quebró, y su oyente, le acercó la botella de tequila y un vaso. Se sirvió un poco, y se lo bebió de un trago. Tras eso, miró a los ojos a Helen, y le espetó:
-¿Qué tiene que ver mi abuelo con todo esto?

Helen tomó aliento, y habló pausadamente, casi arrastrando las palabras, mientras colocaba sus manos sobre las de Kevin:
-Tu abuelo, Kevin, igual que tú, era un Agente. Y antes de morir en su última misión, esa "expedición de pesca", dejó aquí, en Caborca, algo para tí. Una caja, que se guarda en el Banco de la ciudad. Nuestra misión es recuperar esa caja.