domingo, 27 de octubre de 2013

Las Piedras Guía de Georgia




Hace unos meses un lector me sugirió hablar de este extraño monumento. En su día no me pareció un tema interesante para un artículo, porque había otros temas más de actualidad en mi agenda. No obstante, leyendo The End of Money me encontré una referencia a las mismas y recordé aquella petición. Entonces me picó la curiosidad de investigar más sobre ellas, con el resultado final de decidirme a escribir sobre el tema. Lamento a mi estimado lector si su petición ha tardado en verse realizada. Creedme que leo todas vuestras sugerencias. Si no siempre las cumplo, tengo mis motivos. Ahora vamos a la cuestión. ¿Qué es este enigmático monumento?

Las Piedras Guía, apodado también como el "Stonehenge Americano" está situado en el condado de Elbert, en el Estado de Georgia, EEUU, y tiene unos seis metros de alto y está formado por seis piezas de mármol, con cuatro de ellas colocadas de forma perpendicular, una sirviendo como pilar y una última sobre ellas, aparentemente cumpliendo la labor de piedra clave que soporta la estructura. La misma cuenta con diversas incisiones que sirven para calcular los solsticios y equinoccios.

Lo peculiar de estas piedras no es tanto su estructura, sino el mensaje que contiene, escrito en los idiomas más hablados por la humanidad. Tomando el norte como eje, y en sentido de las agujas del reloj, estos idiomas son: inglés, español, swahili, hindú, hebreo, árabe, chino y ruso.

El mensaje que transmiten parece ser algún tipo de guía, aunque tengo amplias dudas para quién. Se trata del siguiente decálogo:

1.- Mantened la población de la Tierra bajo los 500.000.000 en perpetuo equilibrio con la Tierra.

2.- Guiad la reproducción sabiamente, mejorando la salud y la diversidad.

3.- Unid a la Humanidad bajo un nuevo leguaje viviente.

4.- Gobernad la pasión, la fe, la tradición y todas las cosas mediante la razón templada.

5.- Proteged a la gente y a todas las naciones con leyes justas y tribunales equitativos.

6.- Permitid a todas las naciones que se gobiernen internamente y resuelvan sus disputas ante un tribunal mundial.

7.- Evitad leyes mezquinas y funcionarios inútiles.

8.- Equilibrad derechos personales con deberes sociales.

9.- Premiad la verdad, la belleza y el amor, buscando la armonía con el infinito.

10.- No seais un cancer para la Tierra. Dejad espacio para la Naturaleza. Dejad espacio para la Naturaleza.

La construcción fue encargada en 1979 a la Elberton Granite Finishing Company por una persona anónima que se hizo denominar como R.C. Christian.

A unos metros de la misma, hay una placa explicativa que da algunos datos sobre la composición de la estructura, su disposición respecto de diversos cuerpos estelares, la masa y altura de las mismas. Dice también que bajo la misma hay una cápsula del tiempo cuyo contenido ha sido respetado hasta ahora, por lo que se desconoce lo que hay en su interior.

Estos datos astronómicos son: las piedras están colocadas según los puntos cardinales, la barra indica el eje sobre el que gira la Tierra, el eje horizontal el viaje anual del sol, la luz del sol a través de las mismas señala el momento del amanecer durante el año. Finalmente se indica la autoría de R.C. Christian (un seudónimo, como decíamos) y que los patrocinadores son un "un grupo de Americanos buscando la Edad de la Razón".

Eso es todo lo que se sabe al respecto de las piedras. El resto es mera especulación, y ha habido mucha.

En The End of Money, David Wolman entrevista a un pastor anónimo local (aunque identificable si investigáis lo suficiente) que ha llegado a dar misa cerca de estas piedras porque para él las piedras significan "un orden satánico" (principalmente por su apología del control de la natalidad y del uso de la "razón templada", ambos instrumentos demoníacos). Este sacerdote llamó la atención de Wolman para el libro por identificar de forma abierta el crédito y el dinero electrónico como algo que en el Apocalipsis se llama "la marca de Satán", y que según se dice será necesaria en el futuro para hacer cualquier transacción comercial.Hablamos, claro, de chips implantados que controlan el acceso de empleados a determinados centros de trabajo o permiten hacer transacciones electrónicas.

Para Yoko Ono, en cambio, son "un llamamiento al pensamiento racional".

Las piedras nos dan algunas pistas con las que formular algunas teorías. En primer lugar, son una apología clara del ecologismo. La limitación a la población humana y la décima norma que directamente apela a "no ser un cáncer para la Tierra" lo dejan claro. En segundo lugar, y esto irrita a los cristianos más fanáticos, el hecho de que sean diez mandamientos en piedra parecen mostrar que pretenden reemplazar a los diez mandamientos bíblicos. Y de hecho, contrastan notablemente con éstos.

Un hecho que un teórico de la conspiración, Alex Jones, ha presentado es que la obra, encargada por este enigmático R.C. Christian parece ser una referencia a los rosacruces, una sociedad esotérica antaño secreta (hoy no lo es en absoluto, otra cosa son sus actividades, además de que hay multitud de ellas, no simplemente una). Hay algo de verdad en esto. La ubicación estretégica del monumento con respecto de diversas constantes astronómicas y la referencia a la "armonía con el infinito" del noveno mandamiento parece concordar con esa idea.

Uno de los misterios acerca de los que hay mucha especulación es la razón por la cual no hay fecha para la abertura de la cápsula del tiempo. Una teoría al respecto es que el monumento no está completo, y aguarda a un evento cósmico que reduciría la población a la cifra establecida por las piedras. Entonces se instalarán nuevas piedras y se fijará la fecha de apertura de la cápsula del tiempo. A este respecto yo me inclino más bien a que sea una invitación a grabar la fecha de apertura a quien lo haga en un futuro.

Otro de los puntos que más controversia causa es esa cifra que fija como población máxima de la Tierra. Mientras que los detractores argumentan que se trata de un mensaje satánico en favor del control de la población, otra interpretación podría ser que la elección de la cifra se trata (aproximadamente) de la población de la Tierra en el momento en que la Orden Rosacruz fue fundada en 1393 y que en ese momento había un equilibrio entre la Humanidad y la Tierra. Con el Renacimiento, la Humanidad comenzó a expandirse y crecer. ¿Apoya por tanto estas piedras un retorno a una Edad Media como forma de evitar la destrucción del planeta? Podría ser. Otra posible interpretación es que favorezca la expansión de la humanidad a través del espacio, dejando una presencia testimonial en la Tierra, una limitada fracción de su población mientras el resto se expande por el Universo. Al fin y al cabo, se dice que se limite la población de la Tierra, pero nada habla de otros planetas.

Esta es la teoría que defiende este vídeo, que me gustaría dejar como reflexión final de este largo artículo. Espero que, aunque no haya resuelto mucho el misterio, os haya invitado a ese "llamamiento al pensamiento racional" del que habla Yoko Ono.