martes, 7 de febrero de 2012

Apuntes sobre el WEF Davos 2012


Desde pequeño, soñé siempre con poder asistir al Foro Económico de Davos. La primera vez que oí hablar de él, lo anunciaban como el lugar donde los líderes mundiales se reunian anualmente para discutir sobre el futuro de la economía. Aunque sigo sin haber podido cumplirlo, todos los años presto una especial atención a este foro. Una primera curiosidad sobre el mismo, es que debido a la marabunta de personas que acuden a Davos para este foro, todas las personas deben llevar etiquetas con su nombre y un código de colores. El status en Davos lo es todo, y está perfectamente estratificado.

Luis de Guindos ha sido el representante del gobierno español en este evento. Ha hecho lo que ha podido, aunque él mismo afirma que la "La imagen de la marca España es mala". ¿Será por una tasa de paro superior a la de gran parte de los países del tercer mundo? ¿Por una prima de riesgo de su deuda que no baja de los 300 puntos? ¿Por múltiples procesos por corrupción que no terminan de condenar a los más que presuntos culpables? ¿Por un tejido económico débil y paralizado por la explosión de la burbuja inmobiliaria? Puede que algunos de estos factores hayan tenido cierta influencia, me atrevo a afirmar.

Europa ha sido el centro de atención de las jornadas. No en vano, es unánime el pensamiento de que es el mayor problema de la economía mundial actualmente. Algunos representantes de ese ente extraño y alienígena conocido como "los mercados", como es el caso de George Soros, han criticado duramente la actuación de Alemania en esta crisis. Christine Lagarde, ex-ministra de Finanzas de Francia, y actual Directora del FMI sijo que "ningún país es inmune". Bill Gates ha llegado a decir que los millonarios deberían pagar más impuestos para paliar los efectos de la crisis y que "la crisis no es una excusa para cortar las ayudas".

Ciertamente, Europa es el problema, pero, ¿cuál es la solución? Bueno, hay diversidad de opiniones. Bueno, uno de los polos de estabilidad y crecimiento en el mundo es America Latina. Por otra parte, el green new deal parece empezar a hacerse camino. Así lo manifestaba Montek Singh Ahluwalia, un representante indio.

El capitalismo no se va a acabar mañana, pero todo apunta a que este año comenzará una gran transformación del mismo, buscando un modelo más sostenible y consciente con la realidad social. Al menos, si algo positivo ha tenido toda esta situación, me alegro de que los "líderes mundiales" les haya llegado este clamor mundial por un mundo más justo y ecuánime.