sábado, 7 de enero de 2012

Rare Exports


Tengo una especie de romance extraño con el cine nórdico. Tampoco he visto demasiadas películas procedentes de Escandinavia, pero las que he visto me han gustado. Las últimas que he visto fueron "Déjame entrar" y esta "Rare Exports".

Curiosamente, Déjame Entrar y Rare Exports tienen dos cosas en común: protagonistas infantiles. Trabajar con niños es siempre un desafío y si no se hace bien, el resultado de una película puede ser nefasto. No obstante, a veces ocurre que los protagonistas son simplemente geniales. Y ese es el caso del joven Pietari.

Pongámonos en situación. Pietari es un niño lapón que vive junto con su padre en una colonia de cazadores de renos en la frontera con Rusia. En un monte cercano, el Korvantunturi, una compañía minera americana está realizando una excavación. Junto con su amigo Juuso, se coló en la misma. Al día siguiente es día de caza. Pietari recibe como regalo de Navidad un rifle, del cual ya no se despegará en toda la película. Y no le falta razón, y es que algo ha asesinado los renos que iban a ser el sustento de los cazadores para todo el año... Algo que los cazadores tendrán que derrotar si quieren sobrevivir más allá del día de Navidad...

Los personajes protagonistas son los siguientes:
-Pietari: el protagonista de la película es un niño tan extraño como fascinante. Su curiosidad meterá a todos en problemas, pero su inteligencia será clave para salvar a los cazadores y a sus hijos. A veces infantil -va a todos lados acompañado de un muñeco, al cual habla en ocasiones- y en ocasiones el más duro entre los protagonistas. Me descubro el sombrero con la genial interpretación de Onni Tommila de este personaje.
-Rauno: este rudo cazador de la estepa es el padre de Pietari. Aunque su aspecto frío e impasible oculta la tristeza por la pérdida de su esposa, es el líder nominal de los cazadores e impulsará a estos para salir de la adversidad siendo fuente de valor e inspiración.
-Aimo: otro de los cazadores. Aunque no sea el más valiente del grupo, su conocimiento del inglés será fundamental para negociar con los mineros americanos, con lo cual terminará siendo reclutado por Rauno para el grupo. Es además, el "contable" de los cazadores, y la promesa de evitar la bancarrota será lo que necesita para unirse a la expedición.
-Piiparinen: el tercer cazador adulto del grupo es un duro piloto de helicópteros del ejército finlandés. Actualmente trabaja a tiempo parcial de carnicero, y de Papá Noel en una ciudad del sur. Siente un odio visceral por los rusos, y la sospecha de que sea todo un complot suyo será suficiente motivo para unirse al grupo. Para mí, la interpretación de Rauno Juvonen de este personaje me pareció de las más sobresalientes de la película, junto con la de Pietari. Aunque no conozco tanto a los finlandeses como para afirmarlo plenamente, Piiparinen pretende ser una ridiculización del cliché del soldado finlandés.
-Juuso: este adolescente es el mejor amigo de Pietari -si exceptuamos el muñeco de este, claro-. Aunque le preocupan más otros asuntos propios de su edad (en concreto Ilka, la única chica del pueblo), será un apoyo para Pietari hasta que éste tenga que actuar para salvarlo.

En cuanto al apartado técnico, la película presenta un aspecto bastante decente. El vestuario, sin ser sobresaliente, es adecuado. En este aspecto, de nuevo destaca Pietari sobre el resto, con su armadura de fabricación propia. También es destacable la indumentaria de Riley, el dueño de la mina. Quizá por lo fuera de lugar que parece.

Otro aspecto destacable de la película es la fotografía. Se ha cuidado al detalle imitar las condiciones climatológicas durísimas del círculo polar ártico en invierno, en el cual viven los protagonistas. Tanto exteriores como interiores reflejan la pobreza y a la vez la dureza del pueblo lapón. Me sorprendió notablemente la escena en la que Pietari tiene que salir al exterior a orinar. Considerando que la temperatura que puede haber, ese simple acto me pareció una auténtica hazaña.

Finalmente, en cuanto a efectos especiales, la cinta es recatada, pero justa. No abusa de ellos, pero en el momento en que son necesarios, cumplen su papel. Se nota la limitación de presupuesto en ello.

Curiosidades:
-Los actores que representan a Rauno y Pietari son padre e hijo también en la vida real.
-En el año 2010 recibió el premio a la mejor película en el Festival de Sitges.
-Existen dos cortos, del año 2003 y del año 2005, que dieron origen al largometraje.


Nota: 8,5. Es una película extraña, pero divertida. Es muy corta (84 minutos), pero no se hace en absoluto pesada, todo lo contrario. Quizá su único defecto es que antes de que acabes de comprender qué está pasando, la película ya está en su clímax. La catarsis en la que los protagonistas se ven metidos, cazar o ser cazado para sobrevivir en los confines del mundo, es suficiente para mantener un buen ritmo hasta el sorprendente final. Ya no volverás a ver de la misma forma a Papá Noel en tu centro comercial, después de ver esta película.