viernes, 26 de diciembre de 2014

Die Hard, la obsolescencia de un clásico






Un clásico navideño de mi infancia/preadolescencia fue Die Hard, conocida en España como La Jungla de Cristal y en Latinoamérica como Duro de Matar. En un arranque nostálgico me decidí a verla esta Nochebuena/Navidad y he llegado a la conclusión de que, desde su estreno hace 26 años la película ha envejecido mucho. Hasta el punto de que en el día de hoy, el guión no tendría ningún sentido. A continuación os exlicaré el porqué, mediante una selección de escenas o detalles que han quedado obsoletos. Eso supone que tendré que hacer muchos spoilers, por lo que no os recomiendo seguir leyendo si no la habéis visto. 


1. Los terroristas cortan los cables de teléfono. Los secuestrados se quedan incomunicados y la única vía de comunicación es por radio. A día de hoy lloverían los Whatsapp, comentarios de Facebook, etc., y #SaveNakatomiPlaza sería trending topic en Twitter en cuestión de minutos.

2. A John mcClaine lo invitan por error. Cosas que pasan por no comprobar el estado de la relación de tus empleados en Facebook, claro. Y menuda broma pagarle el viaje desde Nueva York. 

3. Holly fue a enviar unos faxes. Sí, claro, el fax sigue existiendo pero... en serio: ¿cuándo fue la última vez que enviásteis uno? ¿Cuántos en el siglo XXI? Pues eso. 

4. El CEO de la empresa es japonés, y nació antes de la Segunda Guerra Mundial. Creo que no hace falta que haga ningún comentario al respecto. 

5. Los terroristas son europeos y hablan alemán entre ellos. ¿En serio? ¿Terroristas alemanes? Creo que desde Harry Potter no he visto ningún villano europeo en el cine de Holywood, salvo que sea español.

6. Los terroristas pertenecen a una organización comunista. Otro antagonista que se ha quedado obsoleto. Con la caída del Muro de Berlín y posteriormente de la Unión Soviética, Holywood ha tenido que ver hacia otros lados en busca de villanos apropiados. Algunas veces ha sido en Latinoamérica y/o España, como decíamos antes, o bien en Oriente Próximo o Lejano Oriente (la última moda).

7. John mcClaine usa su mechero para iluminarse. Algo también obsoleto. Hoy en día, el 99,99% de nosotros usaría un teléfono móvil para ello. Especialmente si tiene una cámara con flash LED. 

8. Tabaco en pantalla. Varios personajes a lo largo de la película fuman tabaco. En España está prohibido fumar en televisión desde 2010. Ya en 2008, las grandes distribuidoras de cine acordaron incluir anuncios antitabaco en los DVDs de sus películas, lo cual ha pasado a sus formatos herederos (Blu Ray, p.ej). Desde hace una década, muchos lobbys han emprendido campañas furiosas para prohibir que los actores aparezcan fumando en el cine y han conseguido el apoyo de un número creciente de estudios.

9. El corte de la electricidad anula el último sistema de seguridad. Esto es bastante sutil. A día de hoy, la mayor parte de alarmas domésticas y sistemas de seguridad están conectados a una centralita remota a través de Internet usando la tecnología 3G. Por eso que cortar la electricidad no serviría de nada. 

10. Las acciones son en papel. Cuando por fin abren la caja fuerte descubrimos que las acciones de la empresa que eran el objetivo de los "terroristas" están en papel timbrado. Desde el año pasado, la agencia emisora de dichos certificados timbrados ha puesto en marcha una iniciativa para reemplazar todas las acciones en papel que todavía queden por equivalentes electrónicos.

He elegido estas diez escenas por quedarme con un número redondo. No obstante, es muy probable que haya muchos más detalles que me haya dejado en el tintero. No dudéis en compartirlos en los comentarios. ¡Muchas gracias!