domingo, 30 de noviembre de 2014

Mis villanos favoritos (II): Josef Ajram, el Lobo de La Diagonal


El invitado de "La Noche de La Sexta" de este sábado fue Josef Ajram, un barcelonés de origen sirio que se dedica al negocio del trading, ese noble oficio que consiste en especular en Bolsa para ganar dinero con ello. Metido a gurú de la economía y la psicología de baratillo, presenta un nuevo libro de autoyuda que se titula "Prepárate para triunfar", y en el que afirma que la crisis ha terminado. El libro constituye una guía con consejos para que los jóvenes puedan encontrar empleo y salgan adelante. 

Gran parte de lo que resume su planteamiento es normalizar la situación, a través del pensamiento positivo, el cual ya sabéis que detesto. Decir que porque en los últimos meses ha habido un crecimiento anémico y una reducción pírrica del paro que tiene más que ver con una emigración masiva que con la creación de empleo (que por cierto, ha sido un 90% de contratos temporales), requiere una dosis de optimismo rayano en la esquizofrenia. No hay life-hacking solutions, o como más apropiadamente deberíamos llamarlas en castellano, nudos gordianos que permitan mágicamente salir de la amarga situación que afectan a millones de españoles. El hecho es que confrontado a la realidad, apenas puede poco más que dar rodeos para evitar responder los casos que le plantean.

Antes de hablar de eso, hay algo que quiero dejar muy claro: La crisis no ha terminado. El país sigue en la ruina, el paro sigue siendo mayor que en cualquier país que no esté en guerra (incluso Grecia) y la economía sigue sin dar un retorno que permita ni repagar deudas, ni frenar el apalancamiento galopante

Volviendo al programa del sábado, es destacable sus continuas contradiciones: "hay crédito", pero "firmar una hipoteca es vivir por encima de tus posibilidades"; "la crisis ha terminado", pero "la recuperación es un proceso muy largo que probablemente no veamos y tal vez nuestros hijos tampoco", etc.
 
Sus soluciones para los casos que le plantean (casos en los que están millones de españoles a los que él se dirige en su libro), son bastante limitadas:

 
-Parados de larga duración: "que recurran a la compasión y a la caridad", "no tiene solución". El presentador intenta a animarlo a responder, pero él se escuda en que "es imposible" y no es a quién él se dirige en su libro. Pues estas personas son las que más necesitan salir de la crisis.

 
-Autónomos: "que cierre el negocio, seguramente la capacidad que tiene le sirva para otra cosa, que monte una franquicia". Genial la presentadora al replicarle "hay 300.000 autónomos en la misma situación, ¿se pueden montar 300.000 franquicias en España?"No tiene respuesta para eso, porque todo lo que replica son meros clichés, uno detrás de otro. Por no mencionar que si no tiene dinero para pagar el restaurante, ¿cómo va a pagar la franquicia? ¿O acaso este tipo cree que las regalan?

 
-Jóvenes precarizados: "que no tengan miedo de irse fuera, estamos en un mundo globalizado". Es decir, arriesgarlo todo emigrando a otro país y tal vez perdiendo lo poco que tienen. Ya he hablado bastante de la sangrante experiencia de la emigración, por lo que no me repetiré sobre ello.

Nos deja también alguna perla extra: "hay ocho datos que confirman que España ya ha salido de la crisis, pero no quiero aburrir al público". Es lo mismo que decir que tiene una biblia en la cual ha escuchado a los coros de los cielos, pero que confiemos en que nos está mostrando la verdad revelada. Está apelando a la fe como forma de propagar su mensaje. La fe no da de comer, menos a quien la predica.

En conclusión: creo que este sujeto es otro cretino que repite las mismas bobadas que el Gobierno, pero con la apariencia de ser un "triunfador". Como dicen en alguno de los comentarios, la única diferencia con ellos son los tatuajes. ¿Qué clase de triunfo es vivir de la especulación, la misma que ha llevado el país a la miseria? Por culpa de sujetos como este es que España está en la ruina. La crisis ha sido su culpa, no de nuestros padres como él predica. Si habéis visto "El Lobo de Wall Street", veréis que este tipo es exactamente como el protagonista de esa película. Pero lo que este tipo predica es lo que los oligarcas quieren: un pueblo ignorante y dependiente, al que puedan seguir explotando.