domingo, 9 de febrero de 2014

El Juego de Ender


Mi trayecto por la obra de Orson Scott Card es limitado, y se limita a esta saga de ciencia ficción, junto con la incursión de uno de sus libros de divulgación, "Cómo escribir fantasía y ciencia-ficción", el cual todavía no he terminado. Siendo esta saga una de mis favoritas, no podía haber dejado de lado la posibilidad de ver la película basada en el primer libro de la misma.

El libro fue publicado en 1985, y la película lleva en proyecto, al menos, desde los años noventa. Sin embargo, Card ha sido siempre renuente a firmar un acuerdo para una película que no sea fiel al libro. Bueno, tal vez ahora no le haya temblado tanto la mano con el paso del tiempo. La colaboración de Card en la película queda acreditada como Productor y Co-guionista de la misma, por lo que desde el principio ha estado implicado en el proyecto.

La película fue filmada en el año 2012 y estrenada el 1 de noviembre de 2013 en EEUU. El director, guionista y productor ejecutivo ha sido Gavin Hood, actor/director cuya obra procede principalmente de mundo de la televisión, con alguna incursiones recientes en el cine. De ellas, las más conocidas son "Expediente Anwar" y "X-Men Orígenes: Lobezno". Además, fue productor, director, guionista y protagonista de la sudafricana "A reasonable man". También participaría en otra película de ese país, ya que es el autor del guión de "Tsotsi", una película de cine negro ambientada en Johannesburgo y que fue galardonada en los festivales de Toronto y Edinburgo. Su siguiente incursión en el guión vino de la mano de "El juego de Ender", donde se encargó del screenplay para deleite de nuestros ojos.

En cuanto a los actores, el protagonista es Asa Butterfield interpretando a Ender Wiggin. Asa comenzó en el cine a la tierna edad de 8 años y saltó al estrellato con su brillante y aclamada interpretación de Bruno en "El niño del pijama de rayas". Más adelante tendría un papel recurrente en la serie Merlín, donde interpretó a un joven Mordred. Su siguiente papel destacable es el de Hugo Cabret en "La invención de Hugo", donde de nuevo volvió a sobresalir. Su actuación en "El Juego de Ender" es buena, convincente. Sin llegar a sobresalir tanto como podría (culpa del guión, en parte), Asa interpreta a un genio que sufre de bullying por parte de su hermano mayor y de sus compañeros de escuela, pero cuyo talento para el liderazgo y la estrategia militar será explotado hasta el límite de sus fuerzas por los adultos.

Ben Kingsley, por su parte, interpreta a un maximizado Mazer Rackham. Si digo maximizado es porque mientras que tiene un papel bastante escueto en el libro, en la película lo vemos una buena mitad de la misma en acción, siendo una suerte de tutor para Ender, además de un "arma secreta" de la Flota Internacional. Kingsley tiene una larga carrera como actor, pero es más conocido por su papel de Gandhi en la película homónima (que le valió un Oscar al mejor actor en 1983), su papel como Itzhak Stern en "La Lista de Schindler" (que le valió el premio BAFTA al mejor actor de reparto en 1994) y su papel de "Behrani" en "Casa de arena y niebla", por la cual fue nominado a los Oscar en 2003 y a los Globos de Oro en 2004. Ahora mismo está trabajando en otra adaptación de una novela, esta vez como protagonista, para la película "El médico" basada en el libro del mismo nombre.

Finalmente, como actriz secundaria tenemos a Viola Davis en el papel de "la" mayor Anderson. El artículo va entrecomillado porque en el libro original este personaje era un hombre, pero imagino que por cuestiones de subvenciones decidieron convertir a este personaje en una mujer. Es cierto que Anderson constituye un contrapunto con Graff al preocuparse más por el tratamiento de los niños en la escuela y su desarrollo personal, mientras que su oficial al mando los ve únicamente como un instrumento para sus planes. Creo que la elección de una mujer para este papel por el mero hecho de mostrar una imagen más débil o más sensible es muy machista por parte de John Papsiedra (encargado del casting) y del equipo de producción liderado por el propio Orson Scott Card. Todo ello sin desmerecer la actuación de Davis en la película, que adecuadamente muestra ese carácter sensible y humano del que carece Graff. Viola Davis tiene una larga carrera en televisión, donde a menudo ha estado vinculada a series policiacas, en especial "Ley y Orden", los telefilmes sobre Molly Crane (a la cual ha interpretado) y "Traveler". Más recientemente ha tenido un papel en "United States of Tara", y ha participado en algunas películas, destacando su papel en "La duda", que le valió nominaciones a los Globos de Oro y los Oscar como mejor actriz de reparto en 2009, y por su papel en "Criadas y señoras", donde estuvo nominada por los Globos de Oro y los Oscar al premio a la mejor actriz en 2011.

Una vez introducidos los actores, analicemos propiamente la película. La historia trata de Ender, un joven con grandes aptitudes que es enviado al espacio al ser seleccionado para participar en un programa militar para entrenar niños como futuros soldados a dirigir la Flota Internacional en su lucha con los insectores, una raza alienígena que invadió la Tierra hace cien años, pero que fue rechazada gracias al genio militar Razer Rackham. Para ello, Ender tendrá que luchar contra un ambiente hostil con compañeros mayores que le hacen bullying, pero que gracias a su carisma e inteligencia, además de un entrenamiento físico importante, podrá superar. Sin embargo, para vencer a su enemigo, además de entenderlo, tendrá que aprender a amarlo y para ello tendrá que superar sus propios demonios interiores. Su amable compañera Petra Arkanian y Mazer Rackham como severo tutor serán su principal ayuda. Ender supera dichos miedos interiores, se enfrenta a sus enemigos y gana. Fin. Un precioso cuento de hadas, pero esto NO es "El Juego de Ender" que conocimos en la literatura.

Si vais a ver la película os encontraréis con una historia interesante, bien desarrollada, visualmente impresionante, con varios giros de guión muy dramáticos y que después de dos horas os dejará satisfechos en vuestro apetito por una película de ciencia ficción en la que se traten algunos temas sociales y políticos de forma ligera. No obstante, "El Juego de Ender", el libro, es otra cosa. En el libro nos encontramos con una profunda crítica a la sociedad, al ejército americano y su modus operandi, a la política e incluso a la civilización humana en su conjunto en una obra que hace apología de la amistad, el perdón y el desarrollo personal ante la adversidad. Se trata de un muy buen libro que ha dado en una adaptación edulcorada, a medio camino. Card quería una buena adaptación al cine, y él mismo la ha llevado a cabo, pero sin la audacia de enfrentarse al establishment social como lo hizo cuando publico su libro. Se trata de una obra un tanto cobarde que nos ahorra los detalles más escabrosos de libro, considerando al espectador alguien inmaduro e incapaz de reflexionar sobre esos temas.

Con esto no quiero disuadiros de verla. Argumentalmente está bien desarrollada, visualmente es excepcional y verla en el cine ha sido un auténtico disfrute. Sin embargo, al contrario que Suzanne Collins en "Los Juegos del Hambre" y "En llamas", echo de menos en "El Juego de Ender" algo más de carne en el asador.

Mi calificación es de un 6.

A partir de aquí ¡¡SPOILERS!!


Hay varios puntos de la película que por desgracia han sido reducidos a la irrelevancia más absoluta, cuando en mi opinión son puntos centrales de la crítica de la época que supone la obra original. En primer lugar, se encuentra la relación de Ender con sus hermanos. Lo primero que en la película no mencionan es el hecho de que la Tierra se encuentre superpoblada y el Gobierno internacional encabezado por el Hegemon haya impuesto restricciones a la natalidad. Ender nace gracias a un permiso especial concedido a los padres por las cualidades excepcionales mostradas por sus dos primeros hijos. Gracias a este permiso, los padres de Ender pueden tener un tercer hijo. Esto será motivo de burla por parte de sus compañeros de escuela, donde ser un Tercero es algo sumamente antisocial en una sociedad que fomenta el aborto. Además, no se dice las razones por las cuales Ender está en una escuela militar al principio de la película. No se menciona el hecho relevante de que Peter somete a su hermano a un acoso sistemático, pero sus hábiles tácticas de manipulación le permiten engañar a sus padres para culpar a Ender de todo. De esa forma, envían a Ender a esa escuela militar para imponerle disciplina.

Otro punto relevante en el libro, que en la película aparece muy sutilmente mencionado, son las intenciones de Graff y del ejército respecto del planeta insector. A pesar de que en el libro se establece una correlación entre la especie humana humana y la insectora, compitiendo entre sí por planetas viables necesarios para ambas civilizaciones porque ambas han sobreexplotado sus respectivos planetas de origen, en la película no hay mención alguna de ello. El conflicto ocurre sin ninguna clase de motivación, simplemente porque "ellos atacaron primero". La crítica a la sobreexplotación del medio ambiente queda así eliminada, igual que la crítica a las estrategias geopolíticas de EEUU y la Unión Soviética, a los cuales podemos ver respectivamente debajo de la piel de humanos (que destacan por su individualidad) y los insectores (que son una especie que destaca por su coordinación y su orden colectivo). Ambas, en definitiva, están equivocadas al conseguir el mismo resultado en sus planetas ya sea mediante el capitalismo o el comunismo.

Finalmente, hay algunas escenas que adolecen de cierta inconsistencia. Las escenas del Juego de Fantasía no tienen toda la profundidad que muestran en el libro, aunque admito su gran atractivo estético. El aspecto psicológico de las mismas ha sido minimizado para ser reducido a un mero gancho argumental. Lo mismo ocurre con la carga dramática de la renuncia de Ender y la escena del lago con su hermana Valentine. Al eliminar casi por completo en la pantalla su relación con su hermana, cuando ella acude en su rescate resulta extraño e incoherente. Además de que el diálogo en esa escena resulta pobre y poco convincente. 

Mencionando de nuevo a ambos hermanos, Peter y Valentine, ha quedado eliminado de la película toda su trama personal y la forma en que entran a participar en el juego político de la Tierra mientras su hermano se prepara para la guerra con los insectores. Esto permite ahorrarnos detalles sobre la situación geopolítica de la Tierra y las motivaciones que se esconden detrás del conflicto militar que enfrenta a ambas especies. Se vacía de contenido la película, una vez más, para evitarnos cualquier juicio moral.

Finalmente, mi última crítica va para la selección de Moisés Arias para el papel de Bonzo Madrid.. Este actor, el cual ha sido visto durante años en la serie de "Hanna Montana" realiza una actuación muy natural para él, pero totalmente contraria al personaje de Bonzo en el libro. Mientras que el personaje del libro es un joven español honorable y de alta cuna que se tiene en alta estima de sí mismo por su procedencia de una familia de rancio abolengo militar, el Bonzo de la película interpretado por Arias tiene más similitud con un latin king, el típico matón latino de baja estofa. Bastante lamentable. Pero no sólo eso: la escena de su pelea con Ender hace que su muerte sea accidental y totalmente aséptica. Es más, no nos dicen en absoluto que muera, cuando este hecho impacta sobremanera a Ender en el libro y constituye un presagio de lo que sucederá de nuevo al final de la película.

Por todos estos motivos creo que  la adapción llevada a cabo por Card, aunque técnicamente impecable, adolece de una gran cantidad de contenido del que el libro estaba cargado. Nos ofrece una visión simple y plana, sin reflexiones morales de ninguna clase.

Para despedirme, os dejo con algunas curiosidades:
- Gavin Hood, el director, interpreta al Gigante del Juego de Fantasía.
-Las escenas de "ingravidez" fueron filmadas con arneses especiales, de manera que tuvo que hacerse una coreografía para que los actores dieran la sensación de estar flotando. 
-¿Hay un embite encubierto a Disney, con el castillo del Juego de Fantasía siendo destruido por un cometa?
-El libro en el que se basa la película es una lectura recomendada por el Ejército de los EEUU a todos sus oficiales por su forma de tratar el liderazgo y la estrategia militar. 
-Card concibió la obra en parte como una crítica al estamento militar por la dureza a la que fue sometido su hermano durante su paso por la Academia de Oficiales en el ejército. 
-Al final de los créditos, puede oírse a un insector gorgeando.
-En una entrevista al New Zealand Listener,  Card admite que no hay traza del guión que él escribió en el guión final de Gavin Hood y que éste dio a los ejecutivos de la productora lo que ellos buscaban: "una historia que usara elementos del libro, pero que se mantuviese dentro de las reglas de la escuela, de forma que aunque no funconara diera cierta cálidad sensación de reconocimiento".El propio Card se disculpa con los lectores diciendo que una adaptación completa del libro "hubiera durado seis horas".Una excusa bastante pobre, teniendo en cuenta la duración de algunas escenas un tanto irrelevantes en la película.