jueves, 10 de mayo de 2012

Los Juegos del Hambre



Esta semana toca algo de cine. En concreto, de las últimas dos películas que he visto en la gran pantalla, de las cuales comenzaré hoy por "Los Juegos del Hambre". Esta película es la adaptación al cine de la novela de Suzanne Collins del mismo nombre, la primera de una trilogía. La intención es llevar dicha trilogía al cine.

La película nos muestra un futuro distópico en el cual la civilización de Panem se alza como única potencia continental. Según nos cuentan, El Capitolio (la capital de este imperio) consiguió derrotar a las naciones que se opusieron a él en una rebelión. Tácitamente, nos dan a entender que esto fue una guerra nuclear que arrasó gran parte del planeta. Pese a ello, este se recuperó y El Capitolio subyugó a las otras naciones, anulando su identidad y convirtiéndolas en "distritos". Dichos distritos se dividen las diversas facetas económicas de la producción de los bienes que Capitolio necesita para consumir. Mientras que los habitantes de los Distritos viven en la miseria, los habitantes del Capitolio son extremadamente ricos, extravagantes y vanidosos. Para recordar la "generosidad" de El Capitolio al perdonar la insurrección, una vez al año, dos niños de cada distrito, de entre 12 y 18 años, son seleccionados para luchar a muerte en un "estadio" (una especie de escenario virtual, aunque las muertes son auténticas). 

Con este planteamiento, la película nos presenta a Katnis Everdeen, una adolescente que es además una excelente arquera y cazadora del Distrito 12. Su hermana Primrose entra en el sorteo de la Cosecha (en el cual se seleccionan los jóvenes de cada distrito que pelearán) por primera vez. Está francamente asustada, pero Katnis la intenta consolar. Sin embargo, la mala suerte se ceba con ella y sale elegida. Katnis, en un acto de valentía, se ofrece voluntaria como tributo. Una posibilidad contemplada en las reglas, pero raramente usada en el Distrito 12. El otro elegido es Peeta Mellark, un aprendiz de panadero, con el cual Katnis ha tenido una mala experiencia en el pasado. 

De la miseria a la opulencia, la escena siguiente nos muestra a los dos jóvenes en el tren. Este tren los llevará a El Capitolio, y en él tendrán la oportunidad de conocer a su futuro entrenador, un superviviente de los Juegos del Hambre. Es decir, un hombre procedente de su Distrito que llegó a vencer en el pasado. Sin embargo, Haymitch Abernathy (Woody Harrelson) se presenta en su estado natural: borracho. Lo cual será una pésima impresión del Capitolio. Junto con Effie (Elizabeth Banks) y Cinna (Lenny Kravitz) formarán el equipo del Distrito 12. Los tres prepararán a Peeta y a Katnis para su participación en los juegos, no solo en su faceta de supervivencia, sino también en su faceta más "social". En los Juegos es esencial contar con patrocinadores, ya que estos podrán aportar ayuda durante los mismos. Y eso tiene mucho de concurso de popularidad al más puro estilo "Gran Hermano". La primera parte de la película trata de esto. La segunda mitad retrata cómo se las apañan Katnis (y Peeta, colateralmente), durante los Juegos, luchando contra los otros competidores, pero también contra el propio Capitolio y las trampas que éste le tiende.

Pasando más al análisis de la película, diré que el guión es bueno, pero siendo una adaptación, hay algunas cosas que se han dejado fuera y que pueden dificultar la comprensión de la película para el profano que no haya leído los libros. No obstante, el argumento principal queda claro, solo se pierde en los detalles, como qué es el Sinsajo. O, por ejemplo, cuál es el significado de alzar tres dedos juntos de la mano para los habitantes de los distritos.

En cuanto a la fotografía, está realmente bien cuidada. Las imágenes de El Capitolio, los parajes naturales en los que se desenvuelve la película, los talleres y casas de los distritos... Todo ello destila la esencia de lo que lo representa cada uno: opulencia monumental, desafiante salvajismo y miserable ruina.

El vestuario es lo más destacable de la película. Me encanta el contraste entre las sencillas ropas de los habitantes de los distritos, que claramente imitan las de los trabajadores de la América profunda de los años 30, con el de los habitantes de El Capitolio, tan extravagantes y alocados. En parte, un recuerdo de aquella época, pero también un reflejo oscuro de nuestro propio mundo actual. 

Finalmente, en cuanto a la dirección, hay algunos detalles que no me han gustado excesivamente. Las escenas más violentas transcurren a velocidad muy rápida "para rebajarlas", y así que la calificación de la película no sea para mayores de 18. Que es quizá la que le correspondería de ser fiel a la novela. Por otra parte, sorprende un poco cómo de rápido se adaptan Katnis y Peeta a una tecnología que nunca han tenido en sus manos. Cierto, que son jóvenes y eso siempre ayuda. Pero contrasta mucho con la inadaptación de Haymitch. Otro detalle más que me pareció extraño es el siguiente. Al principio de la película, cuando seleccionan a Prim para representar al Distrito 12, Katnis se presenta voluntaria. Entonces, Effie pide la opinión del alcalde. Sin embargo, no vemos ni oímos a este personaje. Todo parece indicar que esta escena se cortó, por alguna razón. No haber encontrado un sustituto para este personaje o haberlo "camuflado" de forma que este detalle sea menos evidente es un pequeño fallo de dirección, pero no se lo tendremos demasiado en cuenta.

Nota: 7,5. Es una buena película, entretenida, ácida y muy bien cuidada en cuanto al vestuario y la fotografía. Por lo que me han comentado los lectores del libro, es además muy fiel a la novela, aunque se echa de menos algunos detalles que ubiquen un poco mejor al espectador en la trama. No puede decirse que el guión sea muy sorprendente y realmente no se ven grandes giros de trama. Con todo, es una película que merece la pena ver y que recomiendo a todo el mundo.

Curiosidades:
-Suzanne Collins (la autora del libro) colaboró en el guión. Y se agradece.
-Jennifer Lawrence (Katniss) es rubia natural, mientras que Josh Hutcherson (Peeta) tiene el pelo negro. Ambos tuvieron que teñirse para la película.
-Es la primera vez que Lenny Kravitz participa en una película como actor. Y lo hace sorprendentemente bien.
-Durante el rodaje, Josh Hutcherson apostó a Jennifer Lawrence que no sería capaz de darle una patada pasando la pierna por encima de la cabeza. Jennifer le dio una patada en la sien y dejó inconsciente a Hutcherson durante varios minutos. Y luego ganó la apuesta. Aunque sospecho que al bueno de Josh no le quedarán ganas de apostar nada a su compañera en futuros rodajes.
-Las escenas de El Capitolio requirieron la adquisición de nada menos que 300 pelucas.
-La escena de La Cornucopia cuenta con un tema de música electrónica bastante friki compuesto en 1972 por Laurie Spiegel con un sintetizador analógico. El sintetizador usaba tanta energía que la compositora necesitaba desconectar su nevera para usarlo. Aquí podéis escuchar la pieza (que no aparece en la banda sonora).
-En la película se le ha dado mayor protagonismo a Seneca Crane que en el libro. Lo cual creo que ha sido un acierto, porque me parece un personaje bastante interesante.