sábado, 18 de junio de 2011

19 razones para tomar la calle el #19j

El tiempo para que llegue el gran momento se cuenta ya por horas. En algunas ciudades, ya están saliendo. Por eso, con motivo de urgencia, escribo este artículo, en el que pretendo plasmar las 19 razones por las que creo que todos deberíamos salir hoy y tomar la calle contra la clase política y contra el Pacto del Euro que pretenden imponernos. Allá vamos:

1.- No es una crisis, es una estafa. En una entrada anterior hablaba de la obsolescencia programada, y es que el capitalismo necesita fases de recesión para poder seguir adelante. No es posible producir indefinidamente. Esta "crisis" nace a causa del endeudamiento excesivo de un grupo de entidades bancarias que han tenido que ser mantenidas a flote de forma artificial. A causa de ello y de la situación particular de España (que este vídeo ilustra de forma muy simpática y sencilla, y lo que es más importante: de forma totalmente veraz), todo nos ha reventado en las narices. Ahora todos tenemos que hacer "sacrificios" para mantener a los bancos. Si yo pido dinero a mis padres porque me dediqué a perderlo jugando al póker, mis padres me mandarán a paseo. ¿Por qué el Estado no hace lo mismo con las entidades bancarias?

2.- Privilegios políticos. A pesar de la crisis, el trabajo de representante político sigue siendo un chollo. Son una clase superprivilegiada, que no ha hecho, ni hará, ninguna clase de recortes a sus espectaculares condiciones laborales con el Pacto de Euro. Los demás tenemos que ceder, ¿y ellos? Seguirán viviendo a todo trapo, con nuestro dinero. Yo también querría jubiliarme trabajando siete años. Y este artículo no habla de otras cosas, como el escándalo de las dietas.

3.- Tasa de paro. Para muestra, un botón. Tenemos casi el triple de tasa de paro que la media europea. Países como Hungría tienen la mitad que nosotros, y es uno de los países con tasas más altas. Os recuerdo que Hungría entró en la Unión Europea y la unión monetaria en 2004. No pudo hacerlo en 1999, ya que sus condiciones económicas no eran las adecuadas. España entró "por los pelos", pero lo hizo. Desde 2007, el paro baja en toda la eurozona, menos en España, que tiene un aumento tan acusado que hace que la media suba, en vez de bajar. Es decir, desde 2007 se han perdido en España más empleos de los que se han ganado... en el resto de Europa. ¿Hay algún gesto de que eso vaya a cambiar? Me remito al punto cuarto.

4.- Los recortes ya han comenzado. La reforma laboral se llevará a cabo antes de la aprobación del propio Pacto del Euro. La web de Randstad nos lo muestra, de forma muy aséptica. Sin embargo, el blog de Laboro hace un estupendo análisis de lo que esto significa: la anarquía total. Cada empresa hará lo que le parezca conveniente. Y esto, obviamente, irá en detrimento de los trabajadores. Uno de los éxitos de la negociación colectiva es la consecución de convenios colectivos para cada sector, a nivel nacional. Ahora se fragmentarán en convenios empresariales, haciendo que la fuerza de los trabajadores se reduzca a la mínima expresión. Y esta reforma laboral es la segunda en dos años. ¿Ha servido de algo la anterior? Aún ha hecho peor la situación. ¿Qué va a ocurrir ahora? Mucho me temo que más de lo mismo. Al dar mayor libertad a los empresarios, en especial a la hora de iniciar EREs en situación de pérdidas provisionales. En el pasado, trabajé en una consultora que llevaba las cuentas de varios grupos empresariales importantes: el axioma era siempre el mismo. El mejor resultado era el de pérdidas provisionales artificialmente creadas, porque de esa forma no pagaban impuestos, pese a que la solvencia de la empresa se fuese en retribuir a sus directivos y socios de forma extraordinaria.

5.- Un cambio de gobierno no es una solución. Si alguno de vosotros piensa que un nuevo gobierno puede arreglar las cosas, está muy equivocado. La razón es simple: inversores extranjeros poseen el 53% de nuestra deuda. En concreto, destaca Francia, que posee un 26% de la misma. Por detrás está Benelux, que posee un 15%. Y con cerca de un 14% están los bancos españoles. Un poco más lejos está Alemania, con un 7% ¿Qué significa esto? Que España, al hacer los rescates financieros, tan solo estaba haciendo parte del pago de lo que debe a los bancos. Y todavía les debe mucho más. No digamos a nuestros vecinos del norte. Gobierne quien gobierne, la política económica española se dicta desde el Elíseo en París, a consulta de la Canciller alemana y del señor Botín, representante de la banca.

6.- Hablando de Botín... menuda facha. Hace tan solo unos días, anunciaba los resultados de su banco. Nada menos que 8.000 millones de euros de beneficio. Ayer, pedía reformas, trabajo y confianza para salir de la crisis. A ver si lo entiendo. Su banco se forra, pero él pide que se hagan reformas para salir de la crisis. ¿Crisis para quién? Porque los bancos españoles no han dejado de mostrar beneficios durante lo que ésta ha durado. Algo falla aquí.

7.- Represión contra los que protestan. Todos hemos visto las vergonzosas imágenes de los Mossos d'Esquadra desalojando la Plaza de Catalunya. ¿Acaso sirvió para algo? Nada en absoluto. En todo caso, para fortalecer el movimiento. Sin embargo, la represión ha continuado, y se ha hecho cada vez más frecuente (aunque por fortuna, no intensa). ¿Acaso no se dan cuenta de que la violencia no sirve para nada? Los políticos están perdiendo la paciencia, y utilizan el último recurso que les queda: la fuerza. Pero no es suficiente.

8.- Las mentiras de la Policía. Hace poco asistíamos a la detención de la cúpula inexistente de Anonymus. Tres jóvenes se vieron convertidos de repente en líderes de una organización criminal inexistente. Anonymus no es una organización criminal, pero el objetivo de convertirla en tal es que las penas contra los activistas sean delitos con pena de prisión, no simples faltas con pena de arresto domiciliario.

9.- La guerra imperialista. En 2003, los españoles salimos masivamente para impedir que España fuera a la guerra contra Irak. La movilización fue tal, que hubo un cambio de gobierno, y este se dio por oído y retiró las tropas que participaron en la invasión de ese país. Ahora, el mismo gobierno que retiró esas tropas en 2004, ha enviado un contingente militar para participar en la invasión de Libia. La excusa, la misma que en 2003: asegurar las fuentes de petróleo que alimentan nuestro sistema. Es hora de pedir el fin de la guerra en Libia.

10.- La manipulación de los medios. Los medios de comunicación reciben al año cientos millones de euros, de forma arbitraria y sin ninguna clase de justificación. El motivo es claro: beneficiar a las dos principales formaciones políticas y manipular la información en su favor. En lo que se refiere al movimiento 15-m, destacan el montaje realizado por la cadena Intereconomía entrevistando a un "supuesto" miembro del movimiento, y más recientemente, el escandaloso y chapucero intento de Telemadrid de hacer pasar por ocurridas en Cataluña unas escenas que procedían de enfrentamientos entre Policía y manifestantes en Grecia. Si se veían las banderas griegas... Sorprende el comentario de la Presidenta de la Comunidad, diciendo que ella ha pedido pluralidad, pero a veces no le hacen caso.

11.- La pasividad del Banco de España. El Banco de España ha reconocido que se asumieron riesgos excesivos. Y digo yo ¿para qué? Para que la banca tuviera mayores beneficios. ¿Qué es lo que arriesgaban? Nuestro dinero. El tuyo y el mío, el de todos. Porque estas instituciones tienen recursos propios, pero son una parte insignificante de sus recursos. El porcentaje mayoritario procede de nuestros ahorros. Y decidieron jugárselo a la ruleta. Ahora que lo han perdido, piden reformas y reestructuración.

12.- Paraísos fiscales. ¿Por qué siguen existiendo los paraísos fiscales? Las medidas que se ah tomado contra ellos han sido reducidas, por no decir casi inexistentes. En España, la razón es clara. Me remito a más arriba, donde hablé de que Benelux posee un 15% de nuestra deuda. Luxemburgo es un paraíso fiscal.

13.- ¿Por qué no hay dación en pago? Porque los bancos perderían un activo con el que jugar, y dejarían de tener a muchos ciudadanos como deudores. La dación en pago es una forma de cancelar una hipoteca. Pero los bancos no quieren cancelar hipotecas. Y sus representantes, una vez más, han votado en contra a pesar de la propuesta de un partido minoritario (BNG).

14.- Concentración de la riqueza. España es uno de los países de la OCDE donde la riqueza se encuentra más concentrada. Aquí tenemos un excelente artículo sobre el tema. Un 10% de la población posee el 58% de la propiedad. De hecho, el 1% más rico posee el 18%. Y no ha dejado de aumentar durante "la crisis". Es decir, que mientras los ciudadanos se hacían más pobres, los más ricos se hacían más ricos. Siempre habíamos tenido el mito de que España era un país donde la riqueza estaba bien distribuida... Mentira.

15.- ¿A dónde va el dinero de la Iglesia? La Iglesia recibe 10.000 millones de euros al año, aparte de la famosa casilla del impreso de la Renta. Sin embargo, la Iglesia está exenta de impuestos. Tampoco hace ninguna clase de declaración contable. Es más, el Vaticano es, junto con muchos otros países considerados paraísos fiscales, uno de los Estados que no presenta públicamente sus cuentas a los ciudadanos. Con lo cual, incluso aunque vaya a obras de caridad, no sabemos, ni sabremos, donde van los 200 € que cada año aportamos cada español a las arcas del Vaticano.

16.- Un sistema hecho para dos. El sistema electoral no es proporcional. Favorece a los partidos mayoritarios, que se benefician de la distribución de escaños mediante el sistema D'Hont. Este sistema pone una limitación arbitraria a la participación de partidos con un número menor de votos a determinada línea roja, que en España se sitúa en el 3%. Este porcentaje se eleva al 5% en las elecciones locales. De esta forma, se garantiza que los partidos minoritarios no tengan representación en los parlamentos y órganos políticos. Así, las posibilidades de que un nuevo partido obtenga representación es mucho más difícil.

17.- La destrucción del planeta no importa. Hace apenas unos meses, la UE ha amenazado a España con nuevas multas por la inaplicación de directivas sobre saneamiento de aguas. La directiva fue aprobada en 1991, y daba de plazo hasta el año 2000 para su aplicación. Veinte años después de su aprobación, la directiva sigue sin ser aplicada. Ningún ayuntamiento ha sido multado por el Estado. Nadie ha alzado una voz de protesta. Y aquí no pasa nada, aunque bebamos un agua que es peligrosa para la salud. De hecho, este saneamiento deficiente se refiere a algo todavía más grave: el mar. El mismo mar del que procede el pescado y marisco que los españoles comemos tan alegremente. Sin embargo, eso no es lo único. La calidad del aire también es un problema que causa la muerte de miles de ciudadanos anualmente. ¿Terrorismo? ¿Drogas? ¿Delincuencia? Los problemas que llenan las portadas de los medios de comunicación son los que realmente causan una lacra en la salud de nuestro país.

18.- No cambian de actitud. Así lo muestran las palabras de los dirigentes políticos. Zapatero hablaba hoy mismo sobre ello, calificando las protestas de "coacción". No es coacción, señor Presidente. Es democracia. Estamos cabreados, y vamos a hacer saber al mundo que lo estamos.

19.- Es una buena excusa para pasear en un día que paran las lluvias en toda España. El sol y las nubes son norma general, pero al menos en mi ciudad hay un sol estupendo. Así que no tengas dudas: coge tu pancarta y sal a la calle. Si no la has hecho todavía, aquí tienes una amplia selección de lemas propuestos por las asambleas y los internautas. Si te sientes especialmente creativo, aquí tienes algunos carteles gráficos. Y no os dejéis en casa vuestra careta de Guy Fawkes, símbolo de la revuelta ciudadana.


¡¡HOY, 19-J, TOMA LA CALLE!! ¡¡NO AL "PACTO" DEL EURO!!