domingo, 5 de septiembre de 2010

RIFTS - Cuestión de sangre

Aquella noche no dejaría de deparar sorpresas... Porque cuando Ellen y Malcolm llegaron a la base, ella se dirigió a la enfermería, donde se encontró con Joe "Blackjack". Joe, muy decaído, tuvo una larga conversación con ella, que se acabó por convertir en toda una confesión. Y eso sería el foco de la catarsis que después se desencadenaría.

Por la mañana siguiente, Ellen fue a hablar con Jet para contarle lo que había averiguado: que River creía que Jet debía ser asesinado, porque los traicionaría en favor de la Coalición. Aunque mantuvo en secreto que Blackjack se lo había contado, sí le dijo todo lo demás. Ello provocó a su vez que Jet se lo contara a Jimmy. Los tres convinieron dos cosas: hablar juntos de lo que iban a hacer, y mantener a Malcolm apartado de esta cuestión, porque con su obedencia ciega de las normas, podría provocar un consejo de guerra contra River, y su posterior condena.

Mientras tanto, tuvo una charla con su madre, dejándole claro que no era ninguna clase de androide, a lo que ella insistió hacerle un análisis de sangre. Él aceptó, y tras ello, la Dra. Reynolds quedó convencida de la veracidad de sus palabras. Tras ello, se dirigió de nuevo a su trabajo, donde tuvo un encuentro con su hermano, echándole la bronca a Zoey Gordon, por su torpeza en las reparaciones que estaba haciendo. Malcolm examinó el jeep que estaba arreglando, y descubrió que había saboteado la radio. Luego habló con ella para averiguar porqué lo había hecho, y ella contestó que para salvarlo a él, porque temía que Ethan fuera a dar un golpe de Estado contra el gobierno de Ft. Riley, para entregar la base a la Coalición.

Durante la hora de la comida, Ellen, Jimmy y Jet se reunieron para hablar de lo que iban a hacer, y decidieron que era todavía muy pronto para delatar la conspiración ante el gobernador, hasta saber qué era lo que pretendía el hermano de Mal. Cosa que éste averiguaría durante la cena familiar de despedida de aquél, que partía al día siguiente. Ethan le dijo a Mal que él no pretendía dar ningún golpe de Estado, sino todo lo contrario. Él sabe que ciertos colectivos dentro de la base iban a sufrir a manos de la Coalición, y que lo que pretendía era mantener el autogobierno de la base y sus leyes. Si la Coalición imponía un pogromo, entonces quería asegurar que al menos esas personas tenían la oportunidad de marcharse con libertad, sin ser perseguidas. Malcolm aprobó las palabras de su hermano, y le deseó suerte en su misión.

Durante la noche, Jet y Jimmy acudieron a una nueva reunión de la "resistencia mutante". Sin embargo, pronto averiguaron que habían sido conducidos a una trampa, y que dicho grupo estaba compuesto únicamente por ellos, River, Blackjack, Violet y Rachel Ripley. Tras una tensa conversación, justo cuando estaban a punto de salir tras reafirmar su lealtad a Violet, se abrió la puerta y aparecieron... Ellen y Mal, armados con pistolas laser, y apuntando al interior.

Por su parte, un par de horas antes, Ellen fue a hablar con su hermana. Le contó lo sucedido la noche anterior en el cementerio. Rachel vagamente pudo controlar su ira, pero terminó derrumbándose y contándole a Ellen la verdad de por qué se había construido una coraza alrededor de su corazón, blindándose de toda relación con los demás. De acuerdo con lo que le contó, su padre montó en cólera cuando le contó lo de su relación con Mal, ya que ambos resultaban ser hermanos. De hecho, intentó matarla, con lo cual ella se defendió con sus poderes psíquicos. Aunque no lo mató, sí lo dejó herido. Él huyo, y asesinó a Samantha, la madre de Rachel y Ellen. Cuando Rachel lo encontró de nuevo, no pudo contener más su ira. Lo mató, o eso creyó ella. En realidad, quedó en un coma irreversible, aunque vivo. La Doctora Barbara Reynolds aconsejó que fuera criogenizado, en lugar de mantenerlo conectado a una máquina toda su vida. Las razones de ello permanecieron en el misterio, y fueron archivadas como "Top Secret". Tras contar esto, Rachel pidió a Ellen que se marchara. Aunque Ellen no lo supo hasta más tarde, Rachel tenía un encuentro con sus camaradas rebeldes.

Habiendo sabido esto, Ellen fue a buscar a Malcolm, que salía de la cena con su familia. Le contó lo que Rachel había contado, lo cual molestó bastante a Mal. De hecho, salió inmediatamente en busca de su madre, la cual sólo tuvo palabras de disculpa para ambos, aunque sonaran vacías, tras una vida de silencio. Luego le contaron que Mal había detectado que Ellen estaba enferma. La Dra. Reynolds les confesó que lo sospechaba, tras el análisis de sangre que le había hecho el Dr. Graham por la mañana, pero que debía asegurarse realizando un análisis genético. Les contó que el padre de ambos, John Reynolds, era un mutante. Portaba consigo una rara mutación genética que, aunque potenciaba su capacidad psiónica, también le hacía extremadamente inestable. A pesar de la medicación antipsicótica, el disgusto que Rachel le había dado le provocó dejarse llevar por la ira. Corrió a contárselo a Samantha, y la discusión terminó con el poco temple que le quedaba: a partir de entonces, se desencadenó el infierno. Con casi tres muertes en un día, ambas familias quedaron de luto, y el asunto quedó enterrado en el fondo de un archivo clasificado. Lo que no figuraba en el archivo es que Malcolm había sido el primer experimento para desarrollar una cura, y que éste contiene en su cuerpo los antígenos necesarios para inmunizar a otros miembros antes de que la mutación se manifieste de forma completa.

Tras ello, Ellen fue a buscar a Blackjack, el cual no estaba localizable, así como tampoco Rachel. Ellen, para sus adentros, temió por un momento que ambos tuvieran una relación, pero rápidamente descartó la idea. Malcolm, por su parte, intentó localizar a Jimmy y a Jet, pero sin éxito. Le preguntó a Ellen, pero ella no sabía donde podrían estar. Usando sus poderes psiónicos, Malcolm averiguó que ambos comunicadores estaban siendo afectados por un inhibidor de frecuencias. Buscó equipo ECCM (contra-contramedidas electrónicas), y rastreó la señal. Ellen lo siguió. Se dirigieron niveles y niveles hacia abajo, hasta llegar a lugares que apenas sabían que pudiesen existir: el Nivel 13. Allí, detectaron que los inhibidores estaban instalados en la Sala 17-D, con el rótulo "Almacenaje de Residuos Líquidos". Ambos tomaron sus pistolas láser, abrieron la puerta, y se encontraron, estupefactos, a Jet y Jimmy a punto de salir de la sala, en la cual también estaban Rachel, Blackjack y una mujer que ni Ellen ni Mal conocían: la bruja que responde al nombre de Violet, una mujer sumamente atractiva.

Tras un momento bastante tenso, Violet logró que entraran, y bajaran las armas, para cerrar la puerta inmediatamente con telequinesia. Gracias a sus encantos, logró impedir que Mal la friese a tiros. La sala, según pudieron observar, parecía más una sala de guerra que un depósito de residuos, como se suponía que era. Violet les explicó que ella estaba segura, gracias a sus visiones, que Ethan Reynolds pretendía dar un golpe de Estado en Ft. Riley, e imponer el dominio de la Coalición de Estados Americanos. Mal engañó a Violet poniéndose de su parte, lo cual dejó a todos un poco sorprendidos hasta que les contó la verdad. Acordaron no recurrir inmediatamente al Comandante ni al Gobernador, pero impedir cualquier atentado. Después volvieron arriba. Ellen, sin embargo, fue a buscar de nuevo a su hermana, a quien anunció que se marchaba de la base. Ésta entró en cólera, y resolvió impedirlo. Al cabo de un poco, llegaron de nuevo Jimmiy, Jet y Malcolm. Éste empujó a Rachel contra una pared con un impulso telequinético, mientras que Jet atraía a Ellen hacia sí con su propia telequinesis. Eso hizo que Rachel atacara con toda su potencia de fuego, pero por fortuna Mal pudo erigir a tiempo un campo de fuerza telequinético que detuviera los rayos lanzados por una Rachel frenética de rabia. Luego Ellen logró calmarla, pero Rachel todavía seguía enfadada, por lo que anunció que se marcharía. No obstante, sus heridas era bastante importantes, por lo que antes de que pudiera cumplir su palabra, cayó inconsciente. Los protagonistas la llevaron a la enfermería, donde inmediatamente la atendieron.