viernes, 24 de septiembre de 2010

RIFTS: Confrontación


Nuestros protagonistas se pusieron en camino en dirección al oeste de Kansas, con el fin de cumplir su misión de averiguar qué es lo que ocurría en aquel lugar. Estrenaron el nuevo jeep blindado con motor tecnomágico creado por River. Una vez se alejaron un tanto de la base, decidieron hacer un alto, para hablar de "cosas pendientes". Jimmy sacó un cuchillo, y se lo puso en la garganta a River, pidiéndole que confesara si había pedido a Blackjack que asesinara a Jet. Ella se excusó diciendo que había sido un malentendido, que lo que había dado a entender es que le borrara la memoria. A pesar de que toda la situación fue bastante tensa, Jimmy terminó por retirar el cuchillo, y todos volvieron a ponerse en camino. Allí se encontraron, a cierta distancia a un grupo de nativos americanos que se dirigían al este. Hablaron con ellos, y les contaron que su tribu mantenía una guerra con las tropas de la Coalición, y decidieron solicitar la ayuda de un hechicero venido del este (razón por la cual lo llamaban así, "Deleste"). Este hechicero cumplió su trato, pero se valió de los nativos para realizar un ritual que de alguna forma lo transformó, multiplicando su poder. Sin embargo, después, reclamó la tierra de los nativos para sí, y los expulsó de allí usando el ejército de demonios que había convocado. Después, empezó a construir su propio reino, modificando el terreno alrededor del nexo que había reclamado. De noche, y sin avisar, Jet desapareció. Malcolm lo siguió durante un rato, pero percatándose que se iba por su cuenta, decidió intentar contactar con él por la mañana. Jimmy consiguió hablar con él, pero la conversación fue breve y entrecortada, debido a las fuertes interferencias que había. Consiguió darles una idea de donde podría estar, o a donde se dirigía.

Más adelante tuvieron un encuentro con un pelotón de jinetes armados, que afirmaron pertenecer al "1º de Caballería Apocalíptica", al frente de la cual estaba el Capitán Allen Sullivan, un viejo perro de la guerra, un veterano retirado que ahora tomaba de nuevo el fusil para proteger las llanuras del norte de Kansas. Lamentablemente, cuenta con muchos menos recursos de los que desearía, pero con todo, ha hecho un buen trabajo y hasta los últimos sucesos, la tierra estaba tranquila.

Tras el intercambio de saludos e impresiones, los protagonistas siguieron su camino hacia el oeste, advertidos por el Capt. Sullivan sobre una banda de gigantes particularmente peligrosos, que se dedicaban a aterrorizar aldeas y saquear a los viajeros. Por supuesto, se los encontraron más adelante. Fueron sorprendidos por ellos, ya que los gigantes contaban (entre otras aptitudes) con la capacidad de hacerse invisibles a voluntad. Pronto comprobaron que esta banda eran guerreros formidables y estaban excelentemente armados. Hicieron que el coche volcará, disparando un misil de corto alcance. Luego les atacaron con todo un impresionante despliegue de armas pesadas. Debido al accidente, River se rompió una pierna, y tvo profundos cortes por hierros y cristales que se le incrustaron en el cuerpo. Por suerte, Malcolm estuvo rápido, y su acción evitó un desastre mayor, cortando la hemorragia y salvando la vida de River. Sin embargo, cuando uno de ellos quedó a punto de morir, tras enzarzarse cuerpo a cuerpo con el Glitter Boy de Jimmy, se rindieron, y prometieron volver para vengarse otro día. Malcolm estableció contacto con Ft. Defiance y pidió apoyo a la ciudad, que envió un helicóptero de emergencias, junto con un pequeño grupo de soldados de la Caballería Apocalíptica para rescatar a River. Malcolm se fue con ellos, dejando a Jim y Ellen que se dirigieran a Ft. Defiance por tierra.

Mientras tanto, Jet se refugió como pudo de la tormenta de la línea de ley que cayó sobre Ft. Defiance. Allí se encontraría por la mañana con Jonah Arlington, el psíquico enterrador (y mano derecha de Ozymandias) de Junction City. Les explicó que se estaban planteando construir una línea de "caballo de hierro" entre Junction City y Ft. Defiance. Sin embargo, los nativos que se habían mudado al territorio situado entre ambos (la tribu que se habían encontrado el día anterior) suponía "un problema", y ofreció a Jet y sus compañeros pagarles por "librarse de ellos". Jet no se comprometió a nada, aludiendo que tenía que transmitir el mensaje a sus compañeros, con los que se encontraría cosa de un par de horas más tarde.

Una vez reunidos, Jet les explicó lo sucedido. Había tenido un sueño, en el que al parecer él o alguien muy parecido a él realizaba un ritual en el que convocaba a una misteriosa entidad. En el ritual estaban presentes un grupo de nativos, aunque ninguno coincidía con los que se habían encontrado hasta ahora. Finalmente, les transmitió la oferta de Arlington, la cual decidieron rechazar. Tras eso, todos fueron a visitar a River, que había sido ingresada en el hospital de la ciudad. Las heridas no resultaron tan graves como esperaban, y debía permanecer tres días ingresada para que las heridas curasen completamente. En esos tres días, Jet, Jimmy y Ellen se encaminaron de nuevo hacia el este, en la busca de las señales aparecidas en los sueños de Jet y los mensajes que Enki le había transmitido antes de su partida.

En su viaje, se toparon de nuevo con Allen Sullivan, visiblemente enojado. Estaba pidiendo, en idioma cheyenne, explicaciones a un nativo americano. Tras impacientar al capitán, éste tomó su arma de mano, y lo ejecutó en el acto, advirtiendo a los otros de que les dijera la verdad. Junto con el ejecutado, estaban capturados otros dos indios, una mujer mestiza y un elfo. El Capitán Sullivan, se metió en su tienda, clavando su mirada en la de Jet mientras se iba.

Los tres protagonistas interrogaron a los otros sujetos. Los dos indígenas habían aparecido en el sueño de Jet, aunque no hablaban el Americano, por lo que la mestiza, que se presentó con el nombre de Sienna Cooper, tuvo que traducir. El elfo, a su vez, se presentó como Kenlian Theangorn, un druida llegado a Norteamérica por un desgraciado incidente con una grieta dimensional. Los indígenas relataron que la Coalición pretendía invadir sus tierras, por lo que hicieron un pacto con un hechicero, que los utilizó para realizar un ritual de convocación de "algo" que lo poseyó. Una vez completado el ritual, Deleste fue imparable.

Tras hablar con ellos un rato, los tres se dirigieron a hablar con Sullivan. Éste les prometió darles equipo y una recompensa, si acababan con el hechicero. Aunque dudaron, aceptaron a regañadientes cuando Sullivan les chantajeó moralmente diciéndoles que "si no hacían nada, los demonios terminarían por llamar a la puerta de Fort Riley". Por eso se decidieron a seguir adelante, y acabar con el hechicero, Deleste.

Más adelante, se toparon con una estampida de animales diversos, sin causa aparente. A medida que avanzaban, el terreno se hacía más yermo e inhóspito. Se encontraron con un pueblo, Compton Town, totalmente abandonado. Decidieron parar y descansar en él. Allí se encontraron animales muertos al intentar huir y no ser capaces. Una vez que se hizo de noche, recibieron la "visita" de un grupo de almas en pena. Jet tuvo una conversación con ellas, en forma astral, y resolvió pedir a Sienna que utilizase su magia para devolverlos al ciclo. Ella dijo que podía invocar a un espíritu que los llevara al Segundo Mundo. Un tanto confuso, Jet aceptó. Realizaron el ritual, y el Pájaro Trueno, el totem al que Sienna reverencia, aceptó enviar a un hombre-cuervo para cumplir la tarea de guiar a los fantasmas al Segundo Mundo de los nativos americanos. Aunque reticentes, acabaron por aceptar.

Más tarde, Kenlian los despertaría de nuevo. De alguna forma, el pueblo había "transportado" a "otro lugar". Un lugar sin estrellas y en medio de una frondosa selva. De ella surgió una criatura, un inmenso reptil que se fundía con las sombras y se convertía en niebla. Aunque logró sorprenderlos y cazar a uno de los nativos, consiguieron hacerle frente y hacer que huyera (aunque no llegaron a matarlo). Jet haría un par de incursiones en forma astral, más tarde. En primer lugar, realizó una rápida exploración, para comprobar que la selva rodeaba al pueblo, pero no era de un tamaño excesivamente grande, más allá, al este, en medio de una árida llanura inmersa en una perpetua tormenta de líneas de ley en una noche eterna, se encontraba una ciudad negra, construida con piedra basáltica. Y en medio de la misma, un inmenso ziggurat negro, presidido por cuatro grandes gárgolas sobre cada una de sus entradas, mirando a cada uno de los cuatro puntos cardinales.

Por la mañana, Malcolm decidió usar sus poderes psiónicos para curar a River, y ambos salieron del hospital. Jet se encontró con ellos en forma astral, y les comunicó que debían dirigirse al pueblo. Les indicó la dirección, y allá se dirigieron, tras "tomar prestado" el vehículo de un vecino. Se introdujeron en la inmensa cúpula de oscuridad y tormenta, y llegaron a la selva. Allí vieron como el lagarto que los otros habían visto les acechaba, pero sin atacarles. Malcolm lo auyentó con algunos disparos. Tras ello, el grupo finalmente estaba reunido, y preparado para embarcarse en la aventura más peligrosa que habían tenido en sus vidas.