viernes, 26 de septiembre de 2014

The Maze Runner






El día 23 tuve la oportunidad de asistir a la premiere de The Maze Runner, y ahora que se ha estrenado quería compartir con vosotros mis impresiones. He de decir que la película me ha sorprendido agradablemente, a pesar de que no esperaba demasiado de ser otra adaptación más de una novela juvenil. Después del fiasco que resultó Divergente (según mi criterio, porque para el público fue un éxito abrumador), mis defensas estaban especialmente sensibles. Pero he decir que The Maze Runner pone el acento en un guión interesante, y no en un drama como Divergente.

La película comienza con el protagonista despertando en un ascensor, mortalmente aterrorizado al no saber donde se encuentra ni por qué. Al llegar arriba, un grupo de jóvenes lo está esperando. Lo reciben con cierto desdén (especialmente Gally), pero el jefe de la comunidad, Alby, lo protege. No obstante, la llegada del joven Thomas (que al principio no recuerda su nombre, como pasa con todos los recién llegados al "Área" regularmente cada mes). Creo que el nombre del lugar en el que viven fue una mala traducción, porque en inglés lo llaman glade, que se aproxima más bien a "campo".  Le enseñan el lugar y sus normas, y Thomas empieza a cuestionarlas con el fin de sacarlos a todos del lugar en el que están. El resultado supondrá internarse en el Laberinto que los rodea para poder salir.

Los protagonistas son:
-Thomas (Dylan O'Brien, "Teen Wolf", "Los Becarios"): este rebelde iluminado pone patas arriba todo lo que toca, con buenas intenciones. Es valiente hasta lo temerario, pero también inteligente y de buen corazón. Un héroe en potencia, vamos.
-Alby (Aml Ameen, "Beyond the lights"): el líder de la comunidad. Fue el primero en llegar, lo cual supone que sobrevivió un mes entero él sólo, sin ayuda de nadie más. Esto le ha hecho que todos lo respeten, aunque sus decisiones puedan ser cuestionables (algo que Gally está más que dispuesto a hacer).
-Newt (Thomas Brodie-Sangster, "Phinneas y Ferb", "Juego de Tronos"): fue el segundo en llegar, por lo que es el segundo al mando. Se trata de un joven inteligente y taciturno, aunque no destaque físicamente. Es más abierto que Alby o Gally, por lo que dará más espacio a las propuestas radicales de Thomas.
-Gally (Will Poulter, "Somos los Miller"): Gally fue el tercero en llegar. Es posiblemente el más fuerte del campamento, pero no necesariamente el más inteligente. Los demás lo respetan en parte por temor, en parte por su carisma (o algo similar).
-Teresa (Kaya Scodelario, "Skins"): Teresa llegará para terminar de revolucionar las cosas en el campamento. No es sólo la única chica, sino que además parece que conoce a Thomas más de lo que el propio Thomas pretende reconocer. Es fuerte e independiente. Al menos los primeros quince minutos.

La película trata diversos temas, pero creo que son tres los que destacan por encima de los demás. El primero de ellos se trata del clásico dilema de si el fin justifica los medios: la temprana expulsión de uno de los jóvenes al laberinto por el mero hecho de estar enfermo de un virus contra el cual no tienen forma de actuar pone este tema sobre la mesa, pero más adelante aparecerá de forma recurrente. El segundo tema que pone la película de manifiesto es el del orden contra el caos. Los jóvenes han creado un orden que Thomas va a quebrar. Eso planteará la duda de si estos cambios son para bien o está poniendo en peligro la supervivencia de los demás.  El tercer tema, y creo que el más sutil de todos, es el de la iluminación personal y colectiva. Se podría decir que los jóvenes viven en una suerte de "caverna" platónica (metafóricamente hablando), en la cual lo que ven creen que es lo único que es real, pero Thomas llegará para romper sus cadenas y guiarlos a través del laberinto hacia la verdad, la cual iluminará sus mentes con una nueva perspectiva del mundo en el que se encuentran. Algunos de ellos creerán en Thomas, otros preferirán aferrarse a los mitos que la caverna les ofrece, al verse incapaces de evolucionar. 

Personalmente, creo que se trata de una película que merece la pena ver por el hecho de haber sabido conjugar elementos o temas muy clásicos en la filosofía, con una visualización propia de la ciencia-ficción y el cine de aventuras más actual. La banda sonora y los efectos especiales de la películas, sin ser brillantes, aportan lo suficiente para contribuir al efecto general de mantener al espectador "atrapado" (valga el chiste fácil) en la butaca con la intriga de cuál será el desenlace final... el cual anticipo que me ha sorprendido bastante (para bien). 

Nota: 7. Considerando que se trata de cine palomitero de aventuras, el hecho de que tenga la capacidad de generar toda una reflexión posterior en torno a ciertas cuestiones creo que es un aliciente para el espectador que busque un plus más allá de lo meramente visual. Para aquellos que deseen simplemente pasar un rato agradable con una historia de supervivencia interesante, la película también será una elección recomendable.