jueves, 15 de diciembre de 2011

You'll eventually walk alone, England


Muy a pesar de que el resonado himno popular del Liverpool FC sea "You'll never walk alone" ("Nunca caminarás a solas"), es posible que ese sea exactamente el rumbo al que se dirige Inglaterra. Los últimos días, no obstante, he venido oyendo (y leyendo) toda una plétora retórica acerca de lo malvados que son los ingleses y lo bien que estaríamos sin ellos. Y no ha dejado de recordarme a aquella escena de 1984 (libro o película, da igual) en la cual Oceanía cambiaba de alianza y el Gran Hermano declaraba que Eurasia era a partir de entonces y siempre había sido su más mortal enemigo. Este revisionismo de la historia parece haberse convertido en la forma de recriminar a Reino Unido que nunca arriman el hombro cuando los demás lo hacen. Crítica en parte razonable, pero nadie habla de otros grandes quejicas de la Unión, como es el caso de Dinamarca.

Los ingleses tienen sus motivos para "aislarse" de Europa, que no del mundo. Por una parte, tienen su Commonwealth, y por otra parte tienen su relación especial con EE.UU. Este país ha estado también apartándose cada vez más de Europa en cuanto a economía. Así, parece cada día más claro que la solución a la crisis económica pasa por dos vías ideológicas en cuanto a economía. Así, los "bernankistas" americanos defienden una política económica centrada en aumentar la renta real y el PIB, sin tener en cuenta el riesgo de inflación; mientras que los "merkelistas" europeos defienden una política centrada en lo monetario y de control del precio del dinero y la liquidez que asume como inevitable una recesión económica.

Todo ello apunta a un eventual distanciamiento de EEUU con Europa, que se podría acentuar con una victoria (poco probable) de los republicanos en las elecciones de 2012. Una eventual ruptura de Reino Unido y su salida de la Unión Europea pronunciaría más este distanciamiento mientras que Europa se acerca a Rusia en busca de financiación. ¿Podríamos encontrarnos ante una realización de la escena mencionada de 1984, con Vladimir Putin operando como Gran Hermano europeo? Sé que resulta bastante chocante que la Alianza Atlántica pudiera fracasar, pero mientras que en Europa el antiamericanismo de la población es rampante, no existen graves prejuicios contra los rusos. De hecho, se podría decir lo contrario.

Aunque es un escenario muy remoto, me escama considerablemente que ningún gobernante europeo haya hecho la más mínima declaración acerca del posible fraude electoral en Rusia. Claro que, Rusia puede ser acreedor de buena parte de los países de Europa, y como diríamos en Galicia, "donde manda patrón, no manda marinero".

Personalmente opino que sería un craso error que Reino Unido abandonara la Unión Europea. Y no soy el único en pensarlo. No obstante, tampoco es posible que permanezcan enrocados tratando de aferrarse a los últimos resquicios de su soberanía nacional, cuando su "aliado especial" al otro lado del charco pide "decisiones rápidas". Si van a ser un obstáculo no ya en el proceso de integración, sino en la la solución de la crisis de deuda soberana, tal vez deberían considerar regresar a la EFTA y ser miembro del EEE como los demás miembros de ésta. Incluso podrían estar dentro del Espacio Schengen.

Así que, navegando entre dos mundos, Inglaterra podría acabar caminando sola, y eso sería un desastre para todos. Enlace