martes, 29 de julio de 2014

Aviones que caen de donde no debían haber estado






Hace ya unos meses que se produjo la tragedia de la desaparición del vuelo MH370 de Malasya Airlines. Justo cuando los medios ya estaban prestando atención a otra cosa... otro vuelo de la misma compañía, el MH17, sufre el mismo infame destino sólo que ahora sobre una zona de guerra en Ucrania, con acusaciones de que habrían sido los mismos rusos quien abatieron dicho aeroplano. Esta es una acusación hecha muy a la ligera. En esta entrada pretendo dar algunas claves sobre ambos percances aéreos, llenos de misterio.

Antes de entrar a hablar de las razones por las que creo que las acusaciones hechas contra Rusia por el derribo del vuelo MH17 son un fraude, me gustaría hablar primero del vuelo MH370 que tan misteriosamente desapareció.

El vuelo MH370 salió de Kuala Lumpur el 8 de marzo de 2014 con destino a Beijing. Por motivos todavía desconocidos se desvió de rumbo, se perdieron todas las señales electrónicas y luego desapareció. La búsqueda tuvo lugar de forma más intensa mientras la caja negra del avión tuvo baterías (las cuales se agotaron el 8 de abril de 2014). Hubo muchas teorías acerca de las causas del accidente: un atentado terrorista, una operación militar secreta, un accidente causado por un incendio eléctrico... Ninguna de las cuales ha sido probada hasta la fecha. Aunque la búsqueda continúa, los esfuerzos para ello se han reducido considerablemente ya que no hay forma de encontrar una señal electrónica y ahora tan sólo queda la inspección visual, milla por milla, de gran parte del océano Índico. 

Algunas claves que son conocidas y que añaden más complejidad a la investigación de la causa del accidente:
2.- Al menos uno de los pasajeros, Philip Wood, parece haber sobrevivido y asegura estar retenido por "personal militar desconocido" en la isla de Diego García. Esta isla contiene una base militar norteamericana, la cual ha sido instalada en territorio británico alquilado a EEUU hasta 2016, expulsando de la misma a toda la población nativa. La foto que envió está totalmente en negro, pero el archivo de metadatos conteniendo la geolocalización del mismo, así como el terminal usado para tomarlo concuerdan con esta hipótesis. La familia de Philip Wood ha confirmado que viajó en el avión y que el terminal usado para tomar la foto era el suyo.
3.- El avión pasó por múltiples jurisdicciones superpuestas y ninguna lo detectó en su camino. Eso plantea que el avión podría haber sido secuestrado y conducido de forma segura a un lugar remoto, con el conocimiento de los países implicados. La isla Diego García cuenta con las instalaciones suficientes como para que un avión del tamaño del Boeing 777 pueda aterrizar de forma segura. En cualquier caso, si el piloto pudo evadir radares militares de varios países (como actualmente se baraja), tampoco es descartable que pueda haber aterrizado o amerizado en condiciones adversas.
4.- El vuelo podría haber sido avistado en la isla de Kuda Hudvahoo en las Maldivas, volando a baja altura. Esta isla se encuentra a algo más de 600 km al norte de Diego García. De acuerdo con una filtración de la Inteligencia del Estado Mayor de la Marina Rusa, el avión portaba una carga peligrosa bajo vigilancia de dos empleados de The Trident Group, contratistas de seguridad de los EEUU y compuesto por antiguos navy seals de la marina norteamericana.
5.- La última noticia que existe sobre la investigación es que "probablemente el avión volaba en piloto automático hacia el sur del Oceáno Índico cuando se estrelló". Esto es sumamente inconsistente con la ruta de vuelo hacia Beijing, por lo que el piloto automático debió ser reprogramado manualmente, o lo que resulta más siniestro, fue hackeado y conducido de forma remota a cualquiera que fuera su destino mediante un sistema "fly by wire" (FBW). Este sistema se usa con vuelos comerciales, pero también en la conducción de drones como los usados por el ejército americano en Irak y Pakistán... desde Diego García.

Cuatro meses después del accidente, todavía no se han encontrado restos. La hipótesis que cobraba más fuerza desde que la información sobre la búsqueda cesó de aparecer en titulares, es que el avión aterrizó en algún lugar. Es bastante poco probable que con la tecnología existente un avión pueda haber desaparecido en medio de la nada, y la no cooperación de EEUU con la investigación no arroja más que sospechas.

Para sorpresa de todos, otro Boeing 777, también de Malasya Airlines, que volaba desde Ámsterdam a Kuala Lumpur fue derribado el día 18 de julio de 2014, esta vez sobre suelo ucraniano, en medio de la zona de conflicto entre separatistas y fuerzas armadas del país. Esto ha elevado la tensión entre Aliados y Rusia hasta niveles nunca vistos desde la Guerra Fría, ya que se acusa directamente al ejército ruso de haber derribado el avión con un misil lanzado desde su territorio. No obstante, ni siquiera esto es seguro.

Una primera teoría, como se dice en este último enlace, es que hubiera sido derribado por un misil SA-11 Buk. Sin embargo, tanto los rebeldes como el gobierno de Rusia han declarado no estar en posesión de ese armamento. Sin embargo, hay varios hechos que parecen desmentir esta hipótesis (aparte de las propias declaraciones de los rebeldes y de Rusia). En primer lugar, usar esta clase de lanzamisiles requiere un entrenamiento específico. No parece consistente que un puñado de paramilitares montañeros como son los rebeldes ucranianos de Donetsk puedan operar este armamento sin ninguna clase de entrenamiento previo ya que no se tiene contancto visual con el cielo, sino únicamente con el radar. Si hubiera sido operado por alguien con entrenamiento, entonces las señales de radar del MH17 se distinguirían de las de un avión militar y uno civil. Si tenían entrenamiento, alguien debió enseñarles a operarlo y de forma bastante eficiente (ya que acertaron a la primera, lo cual no es del todo común), y derribaron el avión a propósito. Algo que tampoco concuerda es que no se han encontrado restos de ningún misil en las proximidades.

Otra teoría es que un avión ucraniano habría derribado el MH17. De hecho, ya han caído varios aviones en suelo ucraniano en circunstancias desconocidas. Algo a favor de esta teoría es que dos jets Sukhoi-25 de la Fuerza Aérea Ucraniana habrían sido derribados en las proximidades del accidente. Esta versión tampoco tiene mucha consistencia, si tenemos en cuenta que los rebeldes han negado tener armamento antiaéreo. En el vídeo que aparece en mi último enlace, se ve a los guerrilleros examinar los restos de uno de estos jets, pero no queda claro que ellos lo hayan derribado. Sí se dice que disponen de un sistema de defensa en el aeropuerto de Lugansk. Obviamente, alguien miente en esta historia. La cuestión es saber quién.

De todas las teorías, la que más gracia me ha hecho (aunque algunas personas la están tomando en serio) es que el MH17 era en realidad... ¡el mismo avión Boeing 777 del vuelo MH370 desaparecido! Como todo en este misterio, nadie descarta nada por absurdo que suene. Teniendo en cuenta las grandes sospechas de que el MH370 nunca se estrelló, existe la sospecha de que el MH17 nunca saliera de Ámsterdam y fuera reemplazado y enviado a Ucrania mediante el sistema FBW del que hablamos antes para ser derribado desde territorio ruso, usando un arma de fabricación rusa y así culpar a éstos del incidente, no está todavía claro con qué propósito. Esta versión falla en que no explica cómo llegó el avión del vuelo MH370 desde Diego García a Ámsterdam sin que nadie lo hubiera visto.

Sin duda, algo muy extraño es que el vuelo no siguió su trayectoria habitual, y se introdujo de lleno en la zona de guerra pese a que el espacio aéreo sobre la zona estaba cerrado desde hacía más de un mes. En caso de que el avión hubiera penetrado en espacio aéreo cerrado, es probable que jets de combate hubieran despegado para advertir al "intruso" MH17 que cambiara el rumbo. Si desobedeció la orden de los jets ucranianos, es posible que éstos decidieran usar la fuerza si se vieron amenazados, o que el avión fuera derribado desde tierra por fuerzas ucranianas.

Y cómo no podía faltar, también hay una teoría de la conspiración acusando de todo a los Illuminati. Podría llegar a creer la historia de que el avión fuera secuestrado y manejado a distancia... pero esto ya me parece demasiado. Según los más conspiranoicos, en el vídeo a continuación Christine Lagarde deja un mensaje oculto haciendo referencia a toda la operación para desencadenar ni más ni menos que la Tercera Guerra Mundial. 



Debo reconocer que las palabras de Lagarde, como discurso inaugural de una institución financiera internacional resulta bastante peculiar. Como el vídeo fue rodado a principio de año, este vídeo elaborado algo después, y la fecha que predice como clave ya ha pasado, podemos intentar averiguar qué pasó de especial ese día, 20 de julio de 2014. Y el resultado es... NADA. No veo forma de asociar este "mensaje oculto" (sin duda, el discurso es muy ambiguo y juega con muchos dobles sentidos, y es remotamente posible que sí tenga un mensaje oculto) con la tragedia del MH17.

Salvo, claro, que quien elaboró el vídeo se hubiera equivocado de fecha. Algunos quieren ver la conexión en el hecho de que el primer vuelo de esta línea se produjo el 17 de julio de 1997, exactamente 17 años antes de la catástrofe. El vuelo, como el MH370, utilizó un Boeing 777. Sí, hay muchos sietes en esta historia. Pero rehuyo de explicaciones causalísticas. Si realmente hubo una planificación en el ataque, eso significaría que quien lo puso en marcha lleva más de 17 años de planificación. Teniendo en cuenta todo lo ocurrido en el mundo desde entonces (incluyendo eventos que han cambiado radicalmente la geopolítica del mundo, como el 11-S), parece poco probable que nadie pueda tener semejante capacidad de prever los eventos mundiales.

Más que algo de luz, espero haber arrojado algunas sombras y matices sobre las versiones "oficiales" que los medios dan y han dado sobre estas dos catástrofes, que parecen íntimamente ligadas, aunque tal vez no tanto como algunos quieren creer.

Actualización (30/07/2014):

Otra teoría que no tuve tiempo a comprobar a la hora de la publicación del artículo es la de que el vuelo MH17 fue derribado como parte de un atentado fallido contra la vida del presidente ruso, Vladimir Putin. La razón en que se basan para ello es que el avión presidencial ruso y el Boeing777 de Malasyan Airlines era muy parecido y ambos se cruzaron en su ruta. Debido a las limitaciones que ya mencionamos del SA-11 Buk, la idea es que los artilleros del mismo se habrían "confundido" y disparado al avión incorrecto. El hecho de que el avión fuera escoltado por dos Sukhoi-25 escoltaran al avión por territorio ucraniano refuerza esta idea, especialmente si al mismo tiempo otra escuadra se aproximó al MH17 que se introducía en territorio bajo interdicto aéreo. Los artilleros identificaron dos jets de combate y un avión civil... y creyendo que se trata de Putin, dispararon. 


Aunque esté tentado a creer en esta teoría debido a que parece factible que los milicianos rebeldes, que supuestamente operaban el SA-11 Buk por primera vez, cometieran un error de identificación con el radar y dispararan al objetivo equivocado... hay varias cosas que invalidan completamente esta teoría. En primer lugar, como ya dijimos, operar el SA-11 no es sencillo y por tanto quien lo utilizó debía tener cierto entrenamiento para usar el radar, ya que la identificación no es visual. 

Sin embargo, hay algo más. Abajo podéis ver un gráfico que muestra las rutas de ambos vuelos. No se cruzaron sobre territorio de Ucrania... ¡sino en territorio polaco! El rango del radar del SA-11 no hubiera llegado tan lejos, por lo que la confusión nunca se pudo haber producido, a menos que la inteligencia rebelde diera por sentado que el avión de Putin se pondría a tiro. Esto tampoco tiene mucha lógica si consideramos que Putin viajaba hacia Moscú. 


Si alguna confusión se hubiera producido en la identificación del objetivo desde una batería de misiles terrestre, entonces eso significa que pese a ser derribado en Ucrania, el blanco debió ser fijado cuando ambos aviones se cruzaban en Polonia. Un dato interesante es que el ejército de los EEUU cuenta actualmente con bases de radar e interceptores de misiles en Polonia. En la imagen inferior podemos ver la localización de la misma... muy cerca de donde se cruzaron ambos aviones. 






¿Pudiera ser que el radar estadounidense en Polonia trazara el blanco de intercepción y lanzaran un misil para impactar con el avión presidencial sobre suelo ucraniano para así culpar a los rebeldes de Donetsk del asesinato de Vladimir Putin, pero hubieran errado el blanco al confundirlo con el MH17? Es una pregunta de difícil respuesta, pero que merece la pena formular.

Actualización 1/8/2014:

Un vídeo recientemente filtrado pone en duda la teoría oficial norteamericana de que el MH17 fue derribado por un misil lanzado desde el antiaéreo Buk SA-11 (o M-1, como también se lo denomina). La razón de ello es que Olga Ivshina, corresponsal en Ucrania de BBC Rusia habría entrevistado a los vecinos de la zona y verificado la zona desde donde EEUU señala que se lanzó el misil y no habría testigos de dicho lanzamiento. La postura oficial del gobierno de Ucrania es que el Buk fue retirado después del lanzamiento en una columna de tropas. No obstante, la reportera de la BBC apunta a que no hay marcas del lanzamiento de ningún misil. Esta clase de antiaéreo es muy pesado, y el lanzamiento de un misil habría dejado restos como hierba quemada, marcas en el terreno por el retroceso, etc. Los vecinos apuntan a que las explosiones (hablan de dos detonaciones) se produjeron en el cielo y que vieron "un avión militar" volando después.



Tal y como mencionamos, esto parece confirmar la teoría de que el MH17 entró ilegalmente en el espacio aéreo cerrado de Ucrania, y los dos Su-25 fueron enviados para advertirle del cambio de rumbo y ante la negativa, derribarlo. La cuestión que cabe formularse entonces es si los pasajeros a bordo del MH17 estaban vivos o no antes de que éste fuera derribado. Si el MH17 fue hackeado como parece ser el caso del MH370 y conducido de forma remota mediante FNW para ser derribado, cabe preguntarse legítimamente a quién pertenecen los cadáveres encontrados en el lugar del choque, y si realmente murieron con el impacto.

Algo que no acaba de encajar es que al menos 100 cadáveres de los pasajeros de dicho vuelo están todavía desaparecidos. Tras dos semanas, el Dr. Jason Payne-James señala que tras dos semanas, los cuerpos estarán "extremadamente contaminados e irreconocibles en esta fase". Lo cual significa que al menos 100 personas han muerto y la causa de su muerte permanecerá para siempre en la incógnita. De las otras 198 cuyas partes han sido recuperadas, hay un grave temor de que se trate de una muestra que sea también imposible de reconstruir.

Actualización 28/08/2014:
Hoy se ha dado a conocer que Malasya Airlines realizó una llamada con un teléfono satelital al avión del vuelo MH370 antes de que se perdiera su rastro. La llamada ha sido rastreada y se ha confirmado que el satélite recibió señal del MH370 en el llamado "séptimo arco", aunque la llamada nunca fuera respondida. Esto, de acuerdo con los investigadores, refuerza la hipótesis de un accidente. Lo que queda todavía por saber es si esto es cierto y el avión cayó en algún punto de ese arco, y también cómo pudo llegar hasta allí.

Por otra parte, en cuanto al MH17, ya se han identificado a un total de 173 víctimas de la lista original de pasajeros. Esto confirma que los pasajeros del MH17 encontrados en Ucrania son los pasajeros de dicho vuelo, y no los del MH370 como algunos quisieron argumentar.